martes, 26 de octubre de 2010

Pantalones Energeticos.

Ultimamente estoy casi obsesionada con la cuestion de las "señales".
Hoy, me puse mis pantalones hippones de 2 millones de rayas de diferentes colores.
Tantos colores y tan lindos, que es imposible ponerselo, con otra cosa que no sea una remera negra.
A mas de uno le daria un ataque de solo verlo. El Facha seria uno de ellos.
A muchos menos les encantaria. El Laucha seria uno de ellos.
La cuestion es que me los compre en Bolivia, durante las vacaciones de verano, y desde entonces que no me los pongo.
Cuano uno los mira, o te encandilan y te dejan ciego, o te llenan de energia. Por eso, no son para cualquiera. Hay que aprender a leerlos. Lo extraño es que con el correr del dia, me di cuenta porque me los puse.

Claramente, al caminar por las calles de Malos Aires, la gente tuvo cierta tendencia a encandilarse, hasta que llegue al Hospital. Era Martes, dia de Payamedicos en el Clinicas.
Los Martes nos juntamos en el comedor, para charlar y comer algo. A las 13hs subimos a la sala que Psicopatologia Infantil, muy amablemente nos presta para cambiarnos y dejar nuestras cosas.
Hoy estabamos de cumpleaños de una de los payas.
Justo ella y otra paya, fueron a "hacer el pase", que implica subir a la sala (de civil), charlar con medicos y enfermeros, para recolectar datos de los pacientes que estan, y en que estado estan los que se encuentran.

Justo ellas dos hicieron el pase.

Una vez que volvieron, subimos a cambiarnos, comimos, entregamos regalos, sacamos fotos, etc, etc, etc.
En la cara se les notaba que algo habia pasado. Algo andaba mal. Asi fue.
Una de las pacientes de seguimiento (con meses de internacion) que ellas dos tenian, trabajando como dupla, habia fallecido el sabado.
Era una paciente de 17 años, que hacia menos de dos meses que estaba. No alcanzo a recibir quimioterapia, ya que tenia un cancer de pulmon muy avanzado. Esto gerenaba un efecto diferente a lo que ocurre con los pacientes que si la reciben. En esos casos, uno se hace mas conciente de la enfermedad. Este no era uno de ellos. Si bien sabiamos el estado general, no se podia leer tan facil al estar con ella.
Lo unico que se podia hacer, era lo que el hospital y todos haciamos. Cuidados paleativos y acompañamiento. Si señores, acompañar a morir!! Nadie sabe, pero los payamedicos tambien hacemos eso. Hay casos como este, en lo que lo unico que se puede hacer es acompañar y pasarla "lo mejor posible" o, hablando mal y pronto, "lo menos peor".
La verdad que el golpe fue bastante duro. Yo estoy en el Clinicas desde 2007 y nunca se murio nadie. En el peor de los casos, ese paciente se iba a su casa y ahi ya nos desligabamos del tema, por lo menos de manera conciente.

Justo ellas dos hicieron el pase.
Justo ellas dos vinieron vestidas de negro y se los comente.
Nunca se visten de negro.
 No se si era relevante, pero yo tenia mis pantalones llenos de colores, eran necesarios.

Al terminar, me fui a tomar mate con una amiga paya muy especial. Juani no pudo venir. Lastima, hacemos un buen trio.
Ella es una mina, muy, muy genial. Le han pasado tantas cosas terribles en la vida, que no entendes como hace para sonreir todos los dias. Afortunadamente lo hace de una manera increible y sin igual, iluminando toda su casa, su familia, sus amigos y los escenarios. Es una de esas personas que a los pocos meses de conocerla, sentis que sos amiga de toda la vida y que le podrias contar hasta el ultimo de tus secretos.
Despues de actualizarle mi estado civil y amoroso, tan particular, mis historias bizarras, la locura de las señales, el encuentro con la libelula y la existencia de este mismisimo blog, llegamos a su casa. (A ella le encantan mis historias bizarras y a mi las suyas, Que Felicidad!)
Nos bajamos del auto y al pasar por un restoran, un chico de rulos muy copados me dijo: "que lindos pantalones!". Obvio que le crei, y ella tambien. Nos reimos.
Una vez que termino el mate y le conte todo lo que me habia pasado en tan solo 3 semanas que no nos vimos, ella me conto a fondo su quilombo del dia de hoy.
Para no entrar mucho en detalle, resumo en que, uno de los dueños de la casa, que ellos estan a punto de comprar y mudarse, se arrepintio dias antes de concretar. Todo esto, teniendo la actual, ya vendida y a punto de entregar. Tremendo, sobretodo teniendo una nena de un poco mas de 2 años.

Ella dice: "Bueno, todo se va arreglar, va a salir todo bien."
Eli dice: "Si, tal cual, vos quedate tranquila, por algo hoy vine con vos, pasamos por la casa, y me puse estos pantalones energeticos. Todo va a salir bien. Y esto no va a ser mas que un poco de sabor agregado a la historia."
Ella dice: "Sabes que??? Tenes razon Eli"
(Amen.)

Ella no andaba de negro.
Por suerte no lo hace muy seguido.
Si creen que mi ropa es rara, deberian ver la suya.
Una obra de arte.
Como mis pantalones energeticos, que encandilan y te dejan ciego o te llenan de energia. 

2 comentarios:

  1. perdon si a algun lector le causa impresion.
    no fue mi intencion.
    es la vida misma.

    ResponderEliminar